Perfil Rojiblanco: El camino a seguir

¿Cuánto tiempo llevamos debatiendo sobre compras y ventas de jugadores? ¿O sobre el nivel de futbolistas que han pasado, están o no vienen aún a Chivas?

Nuestro fútbol ha estado cambiando radicalmente, podríamos decir que si fuese la década de los ochentas probablemente Vela y Javier Hernández serían nuestra delantera titular para este próximo torneo, pero esta liga y el futbol en general se han transformado y aunque todavía no sabemos si es para bien o para mal, nuestras Chivas siguen sufriendo por venta y compra de jugadores. Desde mi punto de vista, por no fijar un rumbo concreto, la directiva del Guadalajara debe ser más específica en la búsqueda de futbolistas, respetar un perfil de jugadores un Perfil Rojiblanco.

Identifico tres problemas principales:

1. Apuesta por jóvenes.
Si funcionan su meta es ir a jugar a Europa, si no funcionan se pierde tiempo y títulos.
Lo bueno sale, lo malo se queda (en general).

2. Poca repatriación.
La MLS se ha convertido en el hogar ideal para los jugadores mexicanos maduros que ya no quieren prolongar su carrera en la máxima exigencia.
Hay mucho dinero, seguridad y comodidad, ni como competir.

3. Mayor cantidad de extranjeros en la Liga MX.
Grandes empresas incursionando, menor mercado para compra, demanda más alta, inflación agresiva.

¿Qué debemos hacer?

Vender jugadores jóvenes.

Ser agresivos en la venta y dejar de jugar a la lotería con las fuerzas básicas. Hace años el Chelsea llegó con 4 millones de euros por Ulises Dávila después del mundial sub 20, gran venta. El León quería al Chatón Enríquez por 5 millones de dólares después de ganar el oro olímpico, gran error, no por el dinero sino por el tiempo desperdiciado y el lugar que debió ocupar otro. Si grupo Pachuca está dispuesto a pagar 15 millones de dólares por Macías ahora, ¡VÉNDANLO! Si mañana el Porto te pide al Chevy, ¡MÁNDENLO! Tal como Palencia lo hizo con Gudiño, no cometas el error de dejar aquí a un Toño Rodríguez apostando por él 4-5 años esperando a que se “convierta en un Talavera”, si Hedgardo Marín fue convocado a selección nacional debieron comenzar a negociarlo.

El fin de las fuerzas básicas debe ser como subasta de joyas, sin celo por la promesa mental eterna de una utopía que le hace daño a nuestro futuro: “vamos ganar títulos con la cantera”.

Comprar jugadores maduros de la Liga MX.

No puede estar en plenitud Elías Hernández en León e irse a Cruz Azul, no podemos vender a Pizarro, no podemos dejar ir a Cota. Chivas necesita en el vestidor y en la cancha a ese perfil de jugadores tipo Jair Pereira, Jesús Molina, Aris Hernández, Oribe Peralta (en plenitud cuando estaba en Santos) Pulido, Cota, Gallo Vázquez, jugadores que no se la chaquetean pensando en que mañana van a estar jugando con el Liverpool o la Juventus, necesitamos jugadores que no quieran salir de México, que tengan un carácter fuerte, jugadores con determinación, sangre en las venas y Chivas con un promedio de edad arriba de los 30 años en al menos 15 de los 30 integrantes del plantel, las oportunidades de los jóvenes para mostrarse serán graduales (semestrales, máximo anuales), muchos préstamos con opción a compra alta, solo para mostrador.

Construir una filosofía popular.

Guadalajara necesita mandarle un mensaje a sus 40 millones de aficionados y a sus futuros rivales, necesitamos un perfil de jugador que se haga sentir más en la cancha, que no se agache ante nada, que pegue, que grite, que busque los títulos con técnica, trabajo e inteligencia deportiva. Después si falta algo lo compense con fuerza mental, con determinación, mejorar la idiosincrasia, aportarle un valor más al país, menos Dedos López más Tilones Chávez.

Ese tipo de fibra que ahora mismo esta enseñando Briseño, pararse enfrente de las olas gigantes y seguir sonriendo, evitar a toda costa que ganen los favoritos, llevar el juego a un campo de guerra, luchar por la historia y por nuestra gente, reclutar directores técnicos como los campeones Ross, Fekete, GOAT, Guerra, José Manuel o Matías, con su extremo coraje en la formación del carácter.

Este Club nunca ha logrado nada con Ojitos Mezas ni monigotes que llevan décadas en el fútbol y aún no entienden lo que es Chivas, “construyamos un perfil inamovible, eterno, del jugador rojiblanco; anteponiendo el temperamento y la madurez”. Que jamás se nos olvide que un URUGUAYO rompió con un mal hábito y aportó bases para generar un fenómeno social.

Todo eso pasó en aquel gol de último minuto el 3 de enero de 1957, aún no se sabe a ciencia cierta quién anotó, lo que si sabemos es que ese día cambiamos para siempre, y que debemos cambiar ahora.

Be the first to comment on "Perfil Rojiblanco: El camino a seguir"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*