Goat: El Chivo Alfa

Recientemente, el mundo del deporte ha puesto de moda un mote por todos conocido como GOAT (Greatest Of All Time) para definir al mejor personaje deportivo de todos los tiempos y a pesar de ser un modismo gringo, el significado y el mensaje para nosotros los rojiblancos, ha caído como anillo al dedo. CHIVAS tiene en GOAT a un hombre al que tristemente solo se le conoce como el “DT del Campeonísimo” y ya. Solo escribir eso me provoca coraje y frustración. ¿Cómo es posible que un Club tan grande, con tanta historia, con tanto bagaje se haya perdido junto a sus millones de aficionados en un túnel oscuro de indiferencia ante el más grande representante de la esencia rojiblanca? Javier De la Torre Jiménez (GOAT), nacido en Aguascalientes, “cerquita del Templo del Encino”, en 113 años de historia es, sin duda, el máximo representante de la grandeza de este Club, nadie está por encima de él.

POR SU CULPA EL YA MERITO
En sus años como jugador le tocó vivir en carne propia la época más dolorosa del Club, “el ya merito” un estigma que es base de nuestro guión rojiblanco, cuya historia bien sabida duró hasta 1957 ¡y que tiempo atrás pudo haberse evitado! cuando el propio Javier de la Torre tuvo en sus manos el cobro de un tiro penal que pudo haber significado el primer título de liga para Chivas, pero GOAT lo falló y con ello se vino una extensión más de la agonía que vivían todos nuestros hermanos por aquellas épocas. GOAT sufrió junto a Juan Jasso años de desesperación, oportunidades pérdidas y algunas cuantas burlas.

POR SU CULPA, EL MOTE DE CHIVAS
Una de esas burlas se dio el 1 de octubre de 1948; en un dato que recoge Luis Carlos Vázquez en su libro LA FASCINACIÓN COLECTIVA POR LAS CHIVAS DEL GUADALAJARA nos relata aquel instante que nos marcó para siempre:

“En un momento en que el Guadalajara se fue al ataque, se internó por una de las bandas Javier de la Torre, antes de enviar el centro comenzó a brincotear frente al defensa». En ese momento.. un aficionado molesto gritó: ¡míralos, parecen Chivas!

Así es como, amigos míos, nació el mote de Chivas, en los pies y movimientos extraños de GOAT, el solo imaginar ese momento en el que toma el balón y se desplaza por la banda, ver en tu mente y saber que ese caracolero extremo esta a punto de hacer explotar el universo rojiblanco para bien los próximos 71 años, es de verdad algo que eriza la piel, recordé una platica que tuve con Bombo, en donde me recordaba que el apodo de Chivas rápidamente dejó de ser una ofensa y se convirtió en nuestro status quo, a partir de ese momento, el grito de ¡Chivas! ¡Chivas! se transformó en un grito de guerra, de fortaleza, de triunfos y así, a la par del Club, GOAT también se hizo más fuerte, dejó a un lado sus 81 goles y 12 años de carrera como jugador del Guadalajara, para subir a la montaña sagrada del equipo más ganador.

POR SU CULPA CAMPEONÍSIMOS.
Y subió hasta lo más alto… con liderazgo, cargando el coraje de Max Prieto, de Orozco, Orth y compañía en sus hombros, arrancó temporada con el vestidor que más tarde Donald Ross llevaría a romper la maldición. GOAT tocó a la generación dorada desde el principio y más tarde, regresaría para convertirse en el gran líder de la camada de jugadores más dominante en la historia del fútbol mexicano, hechos que nadie ha podido igualar.

POR SU CULPA CAMPEONES EN LOS OCHENTAS
No conforme con darle identidad, goles, arraigo y jerarquía al Deportivo Guadalajara; GOAT engendró a 10 hijos. Su semen sagrado y su sapiencia, convirtieron a Eduardo de la Torre en el goleador y referente del equipo campeón de 1987, la sangre de GOAT estuvo en cada gol de esa épica temporada de Alberto Guerra, que también destruyó otra larga racha de años sin título.

POR SU CULPA CAMPEONES EN UN NUEVO SIGLO
En los mismos años ochentas, ya más grande, GOAT trabajó dando asesorías a las fuerzas básicas de Chivas, donde también destacaron sus sobrinos José Manuel y Nestor, ambos campeones como jugadores, pero teniendo más relevancia 20 años después, haciendo campeón al Guadalajara en la cancha de Toluca y más tarde salvándolo del descenso en el año 2015, si, la misma temporada que obligamos en liguilla a los subnormales invadir su cancha por el pánico de recibir más de cuatro goles.

60 años sirviendo al Club Deportivo Guadalajara, a las gloriosas Chivas rayadas, en el césped del parque oblatos, en la banca del estadio Jalisco, en Bosque & Unión… GOAT murió en 2006 viendo a su familia dirigir a Chivas hacia otro título más, murió transformándose en lo que siempre ha sido, el Chivo Alfa del Club Deportivo Guadalajara.

Última foto de Javier de la Torre antes de fallecer.

Be the first to comment on "Goat: El Chivo Alfa"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*