Salcedo y las fuerzas básicas.

Carlos Joel Salcedo Hernández, nacido en Guadalajara el 29 de septiembre de 1993, está cercano a cumplir los 23 años, futbolista, casado, 184 cm de estatura, 85 kilogramos de peso, recientemente fichado por la Fiorentina de Italia.

Pero ¿Quién es en realidad Carlos Salcedo?

No faltará el garañón que diga: “Mi cuñado” o simplemente lo recuerden por todos los “escándalos” o (sobre todo) chismes en los que se vio inmiscuido durante su estancia en el Guadalajara.

Que si era aficionado de uno de nuestros rivales, que no lo querían en Verde Valle, que Bravo lo defendió y después se peleó con él, incluso hasta el punto de ser acusado de ser mala persona por tener diferencias con su familia (WTF).

En términos generales sus números no son malos, tres torneos completos y un par de partidos en este Apertura 2016, con un total de 55 partidos los que hicieron que se volviera habitual verlo en la zaga del Guadalajara. Salió de la nada y se hizo titular en dos jornadas, pero Carlos Salcedo es otra cosa, es algo que quizá no lo había notado nadie por estar envuelto en todo lo ya descrito.

Carlos Salcedo es el vivo ejemplo de lo mal que se trabaja en México en fuerzas básicas.

Seleccionado nacional en la Copa América, Seleccionado Olímpico, Campeón Centroamericano, sin duda es un futbolista con calidad pero que en algún momento tuvo un futuro incierto, despreciado por Tigres donde jugó tres torneos Sub-17 tuvo que buscar su futuro en la MLS donde militó dos torneos en el Real Salt Lake y fueron los juegos Centroamericanos en Veracruz quienes lo pusieron en la mira de la afición mexicana y de Chivas.

Esto no sólo deja mal parado a Tigres que no aprovechó este talento, también al Guadalajara, que “trabaja” en fuerzas básicas y no ha sido capaz de formar un buen central desde Rey… el Maz… bueno creo que debemos irnos muy atrás para encontrarlo.

Entonces ¿Qué está pasando? vemos cierta calidad en categorías de menores que a fin de cuentas no llegan a cuajar, al parecer el futbol está contagiado de la siempre oportuna frase lo urgente se antepone a lo importante y están creando futbolistas vacíos que presentan buenas formas de jóvenes pero no se consolidan, aunque la gran mayoría lamentablemente seguirá jugando como profesionales a pesar de la ausencia de talento.

Esto es en general en el futbol mexicano, a pesar de que a nuestra generación le tocó ver campeón mundial a México en dos ocasiones en menores de 17 ¿Dónde están esos futbolistas que nos iban a sacar de pobres

Los únicos con un proceso de selecciones juveniles que han logrado destacar son Héctor Moreno y Jesús Manuel Corona, porque en los específicos casos de Carlos Vela y Giovanni Dos Santos ellos siguieron su proceso de formación en Europa.

Seguramente muchos pensarán que actualmente hay muchos mexicanos en Europa, no nos engañemos, nos los sabemos de memoria si en realidad nuestros jugadores fueran formados adecuadamente no sabríamos quienes son ni donde juegan, su crecimiento va más de la mano de esfuerzo personal que de una formación estructurada.

Así queda la pregunta para los directivos ¿Prefieren obtener copas infantiles o formar jugadores que puedan competir al más alto nivel en cualquier liga? (incluyendo la nuestra) ahí les encargo.

2 Comments on "Salcedo y las fuerzas básicas."

  1. Hasmalim Herrera | 1 enero, 2017 at 2:12 pm | Responder

    Vivimos tiempos difíciles en el aspecto deportivo interno nacional, considero que se busca más el valor económico del jugador antes del formativo; México tiene una gran riqueza en su niñez y juventud pero en realidad de verdad no se están formando ciudadanos solo artículos de compra y venta, lamentable situación que debe cambiar y aun se esta a tiempo Excelente comentario, feliz 2017 saludos cordiales!

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Chivas: El destino soñado

Leave a comment

Your email address will not be published.


*