En las buenas, en las malas y en la vida.

El fútbol es lo más importante entre las cosas menos importantes una icónica cita del campeón del mundo con Argentina en el mundial del 86 Jorge Valdano. En la vida cotidiana tenemos razones ajenas a nuestro club para ser felices, nuestra familia por ejemplo, la que esta en el primer lugar de nuestras prioridades, pero no me van a negar que una parte de nuestra felicidad en el transcurso de la semana para nosotros los enamorados a los colores depende del resultado de nuestro equipo.

Cuando eres un hincha declarado de tu club siempre habrá el que quiera disfrutar de tu derrota en tu trabajo, en la escuela en donde te encuentres para tus actividades, claro que en las buenas es mucho mas fácil, pero que tan difícil es para nosotros los que vamos a la cancha a apoyar a nuestro equipo o el aficionado fuera de Guadalajara que siempre esta pegado al televisor para ver al equipo de sus amores. A continuación lo descubriremos.

Germán Ramírez, Mtro. de Secundaria

Silba el árbitro y no hay más, chivas pierde y un segundo dura en mi mente lo que está por venir, un segundo que se hace eterno.

El lunes las risas de los niños, repitiendo las frases que ya me repetí en la mente durante el juego “son bien malos”, “no levantan”, “que mal juega fulano”, “el siguiente seguro ganamos”… “¿A los cuantos empates van a correr al DT?”.

El martes ya el fútbol es segundo plano, pero entre comida y comida no dejo de pensar, ¿Como es que un jugador profesional falla tan feo en el área? Empiezan las alucinaciones, si hubiéramos metido la del minuto tal, sería un empate tendríamos “x” puntos, estaríamos en “y” posición.

El miércoles no falla, los memes de los amigos, que no dan risa, la herida aun sangra y no hay ganas de nada, los niños que no te vieron el lunes llegan a ponerle sal “ijole profe perder contra “el que sea” es de vergüenza”, ni como regañarlo, es sincero.

El jueves la herida va cerrando, analizas el rival que sigue, si este es ganable, te ilusionas, puede que la otra semana sí pueda comer a gusto, enseñar con alma, vida y corazón; si no es ganable, te ilusionad también (¿para que mentir?) dar la campanada, un golpe de autoridad.

El viernes ya te da risa por fin, sí, perdimos la otra semana, pero esta, esta es otra, ya nada importa, te enfundas en la roja y blanca y una vez más tienes tu corazón a tope, la ilusión esta como nueva y nadie te puede hacer entrar en razón, esta semana se gana, y eso es todo lo que tú mente procesa.

Mariano Mendoza – Fabricante de Botanas

No te puedes jactar de ser un hincha del Guadalajara de corazón, si cuando tu equipo es derrotado NO estas preparado la vorágine de burlas que se te vienen encima en ese momento, desde el instante en que dan el silbatazo final comienzan a lloverme mensajes y memes en contra del Guadalajara. Al dia siguiente trato de no contaminarme con los comentarios de redes sociales de los medios que me puedan informar el resultado que viví. No obstante el lunes cuando inicia mi jornada de trabajo tengo que soportar cada una de las burlas de los clientes con los que voy, a veces guardo silencio, otras contesto con mis argumentos, después llegas con otros clientes con los que compartes el dolor y la frustración e intercambiamos nombres para encontrar los responsables del resultado, la desesperación de no entender como el resultado no corresponde a tu entrega en la tribuna y así transcurre la semana hasta llegar el próximo partido.

Be the first to comment on "En las buenas, en las malas y en la vida."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*