Debate futbolero

Se dice por ahí, que el fútbol no debe mezclarse con la política. Yo opino que, tanto en la imaginación como en la literatura, todo se disuelve perfectamente…

Y con este calor político que existe en las redes sociales, nos caería bien un frío texto que pueda refrescar estos altos niveles de temperatura política. Así que, con su permiso, les sirvo a su gusto unas letras llenas de humor. Bien hace falta un poco de risa en estos momentos con tanta polarización y ante la notoria división que existe entre nosotros los mexicanos, por eso espero lean mi texto, más con sentido humorístico que con fin personal.

Imaginen queridos lectores, que alguien de repente me avisara lo siguiente: “Oye Víctor, tienes que hacerle una sola pregunta sobre fútbol, a cada uno de los candidatos en un debate; la que tú quieras”.
Yo, obviamente en mi imaginación, metí de nuevo a Margarita Zavala, y estas fueron las preguntas que le hice a cada uno (léase con el tono de cada uno):

Yo — Candidata Zavala, abiertamente ha dicho ser aficionada del Club Pachuca y presumió ser muy amiga de Rafael Márquez. Le pregunto: ¿Si usted fuera la Presidenta de México y dueña de un Club que no vive de copas sino de la pasión que provoca, seguiría desconociendo a su único y máximo ídolo?

Margarita — Por un principio de congruencia y de honestidad futbolera, no. Yo no desconozco a nadie. Renunciaría a todo, antes de volver a borrar cualquier evidencia en twitter. Yo no me tomé esa foto con Rafa. No fui yo la que eliminó esa foto en la que aparecemos juntos, las acusaciones que tenga el gobierno estadounidense contra él, no son asuntos de política. Renuncio al futbol.

Yo — Señor Jaime, sabiendo que sus Tigres son todavía más chicos que su candidatura. Le tengo una pregunta: ¿Si usted fuera presidente de México y también dueño del Club más Grande de México, que haría si en algún clásico contra atlas o contra américa, al último minuto de un partido le roban el resultado?

Bronco — Esos pendejos de amarillo, no la libran. Lo primero que haría es destetarlos de televisa, además les mocho la mano por rateros, y a los paleros amargados que intenten bajar hasta la cancha para interrumpir una masacre futbolística, les mocho los pies por sentiditos y venenosos, así que cálenme y verán.. También haría que la barra ‘Irreverente’ y la ‘fiel’, se dieran un abrazo… ¡Mamá prende la grabadora que estoy saliendo en el debate, y que viva mi mamá!, ¡Mi mamá me mima!

Yo — Señor Meade, usted a pesar de ser aficionado del Club Universitario tiene muchos seguidores del Club América. Con esta estadística, le pregunto lo siguiente: ¿Si llegara a la Presidencia de México y fuera dueño de un club que fue inventado por una televisora, que haría por esos jóvenes que su pasión de gritar “ódiame más”, prevalece por sobre la pasión de continuar con su educación primaria?

Meade — ¡Pérame, Víctor! En esta elección, yo no tengo la culpa de que los americanistas me sigan. En esta administración hubo un cambio, a ellos ya les suspendí las despensas. Ya no reciben ni torta, ni frutsi. ¡Yo mero, he visto como ahora son acarreados para recibir a su equipo en el aeropuerto! Por eso ya nadie me sigue en mis eventos. Tenemos que fortalecer la educación para erradicar a estos aficionados, son un peligro para México… ¿Me encargas a tus hijos? Necesito seguidores.

Yo — Señor Anaya, como seguidor del Club Querétaro, le hago una pregunta, misma espero me la responda sin intentar marearme: ¿Si usted llegara a la Presidencia de México y fuera dueño del Club más Grande de México, de que empresa fantasma sacaría el presupuesto económico para la inversión en jugadores?

Anaya — Es una pregunta bastante fundamental la que me acabas de hacer en estos momentos mi estimado Víctor; y antes de comenzar con el paradigma de mi respuesta y con el pragmatismo de la idea central, que tiene mucho que ver con esto que me preguntas, me gustaría que escucharas con tus propios oídos esto que te voy a decir: escribes con bastante profundidad y claridad tus sentimientos rojiblancos sobre Chivas, te felicito.

Yo — Señor Obrador, usted como seguidor del Club Universitario, le hago una pregunta y le doy 30 minutos de tiempo para que los use en responderla: ¿Si llegara a la Presidencia de México y fuera dueño del Club más Grande de México, que haría para erradicar la corrupción del fútbol en México, en especial con el Club América?

Obrador — Este… este…, yo ejcondo mi carjtera si veo a un Wilín, Canallín, raterín…

Les di las gracias a los cinco, me levanté y me fui…

Be the first to comment on "Debate futbolero"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*