Una noche incomprensible

Almeyda de inicio mandó a Orbelín Pineda de nuevo en el once titular, en detrimento de Michael Pérez quien no fue ni a la banca por lo que se reporta como una molestia muscular. La primera de peligro vino al minuto 9 en un tiro de esquina, se cobró raso y la pelota llegó a los pies de Orbelín Pineda quien remató de primera intención pero Sosa hizo un atajadón para impedir el primero de Chivas, Morelia tuvo un contragolpe 3 frente a dos defensores Chivas tras una duda de Alanís pero Carlos Salcido le robó la pelota a Ruidiaz para evitar mayor peligro, acto seguido en una gran jugada individual de la Chofis quien se quitó a dos defensores purépechas por la banda derecha decidió disparar al arco en lugar de centrar, disparando justo a la ubicación de Sosa.

Chivas siguió buscando el gol de varias formas, como un disparo de Alanís de media distancia que pasó a un lado del arco del portero uruguayo del Morelia, luego en una jugada de balón detenido tras un tiro de esquina, Salcido le ganó la espalda a la defensa que salió mal del offside y remató solo pero justo a las manos del cancerbero. Morelia aunque tomó el rol de esperar, también generó de peligro, en una buena descolgada que Lezcano terminó con un disparo en el área que se le escurrió a Cota por debajo de las piernas pero se quedó con la de gajos en dos tiempos para evitar el peligro, pero el bueno momento con el que había iniciado el Rebaño se había diluido. La siguiente de peligro vino al 41, tras un desborde de Cisneros que sacó centro que rebotó de su marcador, Pizarro como recurso la prendió de chilena y su remate pasó angustiosamente rozando el poste, mientras que el Morelia tuvo una última de peligro en un disparo de Sepúlveda y antes de terminar el primer tiempo, Chivas hizo una buena jugada colectiva que acabó en un buscapies que desgraciadamente nadie remató, yéndonos con el 0-0 al descanso.

Embed from Getty Images

En el segundo tiempo Chivas tuvo la primera clara, tras un centro de Orbelín por derecha, Pulido no llegó al remate a primer palo y Cisneros cerró la pinza a segundo poste pero la voló, ahogándose una vez más, después en el siguiente ataque de Morelia, Ruidiaz tras un error de Alanís recibió el balón en el área y Cota salió para robarle el balón pero aunque no lo tocó, tampoco tocó el balón y Ruidiaz se terminó resbalando, el árbitro Marco Antonio Ortiz marcó la pena máxima, el peruano la convirtió por gol y Chivas ya se iba abajo en el marcador, hasta aquí creíamos que era el colmo de la mala suerte pero la noche tendría una sorpresa más. Almeyda al estar abajo en el marcador se gastó los tres cambios. En un tiro de esquina al 62, Carlos Salcido picando a primer poste de volea remató de forma extraordinaria para anotar un golazo, dejando parado a Sosa que no tenía nada que hacer. Empate. Chivas siguió presionando sabiendo que el empate era inútil, tras un cobro rápido de un tiro de esquina, Carlos Fierro remató en el área chica pero su remate se fue por arriba del arco de Sosa. Pero también por la naturaleza de los cambios, Chivas quedó expuesto atrás, el Pípila Vilchis estuvo cerca del segundo de Morelia con una jugada individual sobre Brizuela pero su disparo fue directo a la ubicación de Cota, el ritmo del partido seguía siendo muy acelerado pero con Chivas desesperado buscando el triunfo, Pizarro estuvo cerca pero su disparo pegó en el travesaño y después la Chofis intentó desde la media luna pero su disparo pasó apenas afuera.

Después en un intento de contragolpe, Pizarro fue derribado por Osuna quien aparte retuvo la pelota para hacer tiempo y Pizarro en las narices del árbitro soltó un manotazo para robarle el balón al jugador purépecha perdiendo la cabeza y vio la tarjeta roja, quedándonos con 10. Chivas aún así siguió generando peligro, tras un centro de Brizuela, Fierro remató palomita justo a donde estaba Sosa y unos minutos después, un buen pase de la Chofis a Zaldívar y tras recortar a un defensor en el área, definió queriendo asegurar demasiado, sin potencia a las manos de Sosa, luego Pulido estuvo a nada de anotar pero Sosa hizo otra gran atajada para mandar a tiro de esquina. Morelia tuvo una en compensación en un centro que remató Cuero de bote pronto volando su disparo y más tarde Vilchis pudo matar el juego pero falló la definición sobre la salida de Cota y el desastre vino a 30 segundos del final, Carlos Salcido intentó cortar un centro pero atacó mal el balón y la metió en su propio arco. Salcido, que había dado un partidazo, desgraciadamente lo termina con un desafortunado autogol. No hay forma más dolorosa de perder que esa. El público a pesar de la terrible manera en la que se perdió, despidió a Chivas con un aplauso general, reconociendo que el equipo se murió esta noche en la raya, pero no fue suficiente.

No hay palabras para describir lo que sucedió esta noche en el Estadio Chivas, Chivas dio un buen juego dentro de lo que cabe, pero le faltó esa cosita llamada contundencia que es lo que te hace ganar los partidos y una buena dosis de suerte. Salcido quien probablemente estaba dando su mejor partido del semestre tuvo una acción desafortunada al final, que terminó costando el juego, pero la derrota no es su culpa, Chivas tuvo oportunidades que dejó ir al frente porque hoy no nos podemos quejar de que el Guadalajara no generó fútbol, lo hizo, pero faltó ese último paso, se pudiera decir que no se mereció perder, pero el fútbol es un deporte tan complejo que tiene noches como ésta, donde se juega bien y sin embargo se pierde de esta forma. El torneo está perdido, le quedarán 5 juegos para cerrar el desastroso torneo incluyendo los dos clásicos, donde esperamos que pase lo que pase, el Rebaño cierre lo mejor posible y al menos tengamos una pequeña alegría, aunque sea poca, pero al menos, cerrar decorosamente la liga. Una noche incomprensible.

Chivas: Rodolfo Cota, Jesús Sánchez (Issac Brizuela al 58), Oswaldo Alanís, Carlos Salcido, Edwin Hernández (Carlos Fierro al 59), José Juan Vázquez, Orbelín Pineda (Ángel Zaldívar al 52), Carlos Cisneros, Javier López, Rodolfo Pizarro y Alan Pulido.

Morelia: Sebastián Sosa, Carlos Guzmán, Gabriel Achilier, Sebastián Vegas, Carlos Gerardo Rodríguez, Rodrigo Millar (Juan Pablo Rodríguez al 89), Mario Osuna, Diego Valdés, Gastón Lezcano (Rodolfo Vilchis al 64), Ángel Sepúlveda (Jefferson Cuero al 75) y Raúl Ruidiaz.

Be the first to comment on "Una noche incomprensible"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*