Partido cuesta arriba, se hizo lo que se pudo

El partido comenzó con Tigres teniendo más el balón y tratando de imponer condiciones, llegando bien por derecha con un buen desborde de Aquino que Gignac remató directo a las manos de Cota siendo la primera de peligro del partido y unos minutos más adelante el mismo francés de volea probó a Cota quien recostó bien a su derecha para capturar el balón. Chivas contestó a los 11 minutos con una buena jugada colectiva que desgraciadamente acabó en fuera de lugar de Michael Pérez que anotó tras un error de Nahuel pero la jugada había sido anulada. La siguiente jugada fue de Tigres quedando Sosa y Gignac solos ante Alanís pero cuando parecía una jugada clara de peligro, Gignac controló muy mal perdiéndose el dos contra uno, después el Rebaño comenzó a verse mejor y tuvo una clara al minuto 18 con un pase filtrado del Aris que dejó mano a mano a Zaldívar quien estrelló su disparo en la salida de Nahuel Guzmán. Desgraciadamente Chivas recibió un golpe brutal cuando prácticamente al mismo tiempo, Alanís y el Gallo Vázquez salieron de cambio por lesión, obligando a Chivas a gastarse dos cambios muy rápido en el juego, entrando Basulto y Fernando Beltrán en sus respectivos lugares. Qué maldita suerte que al mismo tiempo se lesionen dos jugadores clave para Chivas sobre todo tomando en cuenta lo limitado que quedó el plantel por las bajas de Selección Nacional.

Tigres tuvo una jugada clarísima tras un error grosero de Ángel López que dio un pase sin sentido hacia atrás a tierra de nada cayéndole a Gignac quien quedó mano a mano con Cota y el mazatleco tras fintarlo levantando la mano como si fuese offside hizo una atajada sobresaliente a la definición rasa del francés que buscó el segundo poste del arco rojiblanco, podría decirse que Cota ‘chamaqueó’ al 10 de Tigres. El partido se tornó ríspido y con muchos golpes, Tigres tras los cambios obligados de Chivas tomó el control del partido llegando con peligro en varias ocasiones, aunque sin ser realmente una aplanadora o algo parecido, sin concretar de cara al arco debido a la falta de puntería y la gran actuación de Cota, yéndonos al descanso 0-0.

El segundo tiempo empezó con un error de Nahuel que le estrelló el balón a Zaldívar quedando la pelota a la deriva pero Torres Nilo llegó al balón justo a tiempo antes de que López aprovechara el regalito del arquero argentino, después en una falta Carlos Salcido de tiro libre disparó a primer poste, siendo desviado por la barrera aún con dirección a gol obligando a Nahuel a emplearse para evitar el gol. El Aris Hernández desbordó de gran manera por banda de la izquierda hasta línea de fondo pero decidió mal en el pase, diluyéndose una jugada de peligro del Rebaño, Tigres contestó con una jugada de Damm que mandó un centro preciso para Gignac, techando absolutamente a todos los rojiblancos y dejando fuera de posibilidades a Cota, pero el francés a puerta vacía mandó su remate de manera clamorosa afuera en una falla INCREÍBLE. Vargas tendría otra clara para Tigres pero sacó un disparo fuerte directo a la horquilla, salvándonos.

Desgraciadamente el gol de Tigres cayó al 61, en un saque de banda, Gignac ante una tibia marca de Basulto se apoyó en Vargas quien llegó libre tras ganarle la posición a Salcido quien cargó con el error y el chileno cruzó a Cota para inaugurar el marcador. Tigres tras el gol siguió atacando buscando el segundo gol en un centro de Damián Álvarez que abanicó Basulto y por poco anotó en propia puerta. En una descolgada Álvarez estuvo cerca del segundo en campo libre y ante la marca de Michael Pérez sacó un disparo buscando el primer poste pero Cota hizo una atajada tremenda para evitar el segundo, minutos después Damm se quitó con facilidad al Aris pero terminó ahogándose en línea de fondo. En la recta final del juego Chivas comenzó a tener el control territorial, buscando el empate y también aprovechando que Tigres se echó para atrás buscando algún contragolpe para matar el juego, aunque Chivas se vio voluntarioso al frente, no tuvo real peligro sobre el arco felino, concluyendo el juego con la derrota rojiblanca.

Más allá del resultado, Chivas había logrado competir hasta las lesiones de Alanís y Vázquez al mismo tiempo lo que cargó el partido a favor de los regiomontanos, Chivas en la medida de sus posibilidades, con las lesiones y el hecho de usar novatos, hizo un juego digno, peleó y luchó hasta el final, si bien el fútbol no alcanzó, poco se le puede recriminar al Guadalajara hoy. Cota en un nivel sobresaliente, fue el mejor de Chivas, sin embargo, hoy lo que más preocupa es qué tan graves son las lesiones de Vázquez y Alanís de cara al inicio de la Liga, el juego hasta cierto punto hizo evidente la falta de ritmo de algunos jugadores, lo cual es normal saliendo de pretemporada (y otros saliendo de lesiones como es el caso de Zaldívar) y habrá que trabajar en el orden defensivo ya que por lapsos, se vio el equipo muy mal en esta zona. Un partido muy cuesta arriba con un equipo parchado y con circunstancias muy adversas durante los 90 minutos.

 

GUADALAJARA: Rodolfo Cota, Jesús Sánchez, Oswaldo Alanís (Miguel Basulto al 27), Carlos Salcido, Edwin Hernández, Michael Pérez, Juan José Vázquez (Fernando Beltrán al 27), Ángel López, Kevin Magaña (José Juan Macías al 59), Carlos Fierro y Ángel Zaldívar.

TIGRES: Nahuel Guzmán, Israel Jiménez (Francisco Torres al 82), Juninho, Jorge Estrada, Jorge Torres Nilo, Lucas Zelarayán, Javier Aquino, Jurgen Damm, Ismael Sosa (Damián Álvarez al 51), Eduardo Vargas y André Pierre Gignac.

Be the first to comment on "Partido cuesta arriba, se hizo lo que se pudo"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*