Chivas vs Toluca: El pase a la final

El sol calaba como nunca lo que hacía que la sensación de temperatura fuera aún más grande. Algunos toldos por aquí otros por allá y quienes llegaron temprano debajo de los pocos árboles que hay en el estacionamiento del estadio Chivas. Cervezas, refrescos, asadores, cervezas, agua natural y más cervezas era común encontrarse por todas partes como preámbulo a la cita que en unos instantes después tendría el Guadalajara con el destino.

Poco a poco la afición fue abandonando sus lugares de fiesta previa para pasar a la fiesta mayor la semifinal de vuelta. Con el partido empatado a 1 en el global y con un gol de visitante a favor las cuentas eran fáciles, había que ganar o empatar a cero o a uno para avanzar. En la tribuna lo sabíamos y confiamos todo el tiempo en el equipo pero siempre tuvimos esa incertidumbre tan típica del futbol, nada está dicho la pelota rueda y quienes están en la cancha son los que marcan el rumbo de esto.

El Guadalajara comenzó mejor, metió a Toluca atrás y rápidamente hicieron algunos tiros que ni cosquillas le hicieron a Talavera, una bestia en el arco que sería muy difícil vencer, finalmente al minuto 30 el gol cayó. Un centro cerrado que nadie tocó sorprendió al portero y entró. El júbilo no se hizo esperar estábamos cada vez más cerca de la final y si seguíamos jugando como hasta ese momento el segundo tiempo sería solamente un trámite.

Al minuto 2 del segundo tiempo Toluca empató. El escenario se convirtió en una copia del partido de 4tos vs atlas, donde un gol de ellos modificaría el global y activaría la diferencia del gol de visitante en favor de ellos. Comenzaron las especulaciones en la tribuna, algunos pedían ir con todo al frente y liquidar el partido sin embargo durante todo el tiempo restante el marcador estaba a nuestro favor, no había gol de diferencia por lo que los obligados a buscar un gol eran ellos.

Avanzaba el tiempo de forma lenta, incluso por momentos parecía que regresaba. El gol no cayó, al Guadalajara no le interesaba anotar sino que el tiempo se consumiera y así con algunos pases laterales logro acabarlo poco a poco, no cabían dudas, en liguillas pasadas yendo al frente nos comieron el mandado; ahora el tan criticado manejo de partido por parte de Almeyda se hizo presente eficazmente.

El partido terminó, el Guadalajara disputará de nuevo una final por el título. En tiempos de la regla de 10/8 un equipo con solo mexicanos tiene la oportunidad de ser campeón. La gente explotó, no era para menos, vamos a disputar nuevamente el título.

¡Vamos todos juntitos por estos colores! No empiecen a chingar que estamos confiados o que pecamos de triunfalistas ¿si nosotros no creemos en el Guadalajara entonces quién?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *