Punto G: La teoría del todo o nada #ClásicoNacional

Cuando hablamos de “CLÁSICO” sabemos que es un encuentro que se debe de ganar, como sea. Y eso fue lo que el Guadalajara hizo, se llevó los dos clásicos.

El Rebaño Sagrado sigue creciendo

EL TODO
como mujeres siempre queremos el conjunto, como dato: hombres, no, nos gustan las tibiezas en ningún ámbito y en el futbol menos, se debe buscar un juego redondo para mi punto de vista aquel que se gana por un buen baile y con una diferencia de gol amplia, y este no fue el caso pero sí se salió a la cancha a darlo todo, luego no se pregunten por que los mandan a la “Friendzone”.

Los aficionados rojiblancos que estuvimos ahí sabemos que oportunidades hubo pero el balón no entró y la que se tuvo en forma de penal Ángel Zaldívar la metió.

Y no chavos, ni pongan esa cara de extrañados u ofendidos porque muchos son especialistas en confundirnos por andar con señales falsas.

Debería darles vergüenza.

¡Queremos un buen baile!

El Guadalajara vuelve al cuadro que utilizaba antes del Clásico de la Semana pasada ante Atlas, pero con algunas diferencias en el campo: Ángel Zaldívar juega por el centro, Alan Pulido detrás de él y Rodolfo Pizarro por la izquierda.

Al minuto 15 la “Chofis” activo al frente, prueba con un zurdazo desde la esquina del área, busca el poste más lejano pero se va por encima. Siete minutos más tarde, mete una la bola profunda para Alan Pulido, que recorta en el área, pero no encuentra una posición cómoda para disparar.

Chivas genera constantemente por costado derecho. Jesús “Chapo” Sánchez llega a fondo. Retrasa para Alan Pulido. El delantero hace un recorte en el área. Pablo Aguilar cae en gambeta. Derriba al rojiblanco. El árbitro Luis Enrique Santander no duda y señala penal para el Guadalajara.

Ángel Zaldívar toma el balón con seguridad (esa señores la que todos deben de tener cuando quieren una relación, el punto es demostrar con hechos) y como una semana atrás, en el otro Clásico del Rebaño Sagrado. Decide, golpea de zurda. Raso. A la derecha de Agustín Marchesín, que se tira al lado contrario. La bola estremece las redes.
¡Gooooooool de chivas, al minuto 29! El estadio se vuelve una sola voz y un carnaval rojiblanco una locura.

Sabemos que es un partido de orgullo para nuestro pastor Matías Almeyda y su felicidad al finalizar el encuentro se notó, Chivas tuvo para golear al América pero los delanteros volvieron a fallar frente al arco.

NADA

América tiene muy poca capacidad de respuesta y con uno menos se le complicó aún más (si no se tienen las ganas mejor ni le busquen si prefieren llevársela lenta dan flojera el interés tiene pies por eso si no son capaces no queremos nada).

“PATADAS DE AHOGADO DE LA VOLPE” casi al finalizar el encuentro, el “Chapo” tomó la pelota por su banda, metió tercera y parecía que se iba solo, pero La Volpe se metió a la cancha y le hizo una zancadilla el Chapo tropezó al pasto, el árbitro Santander expulsó al DT.

El silbatazo final desata la trifulca el Guadalajara ha ganado al obstinado rival un triunfo que se buscaba desde el 2011.

Gracias por esta alegría entre más te amo, más te exijo.

Be the first to comment on "Punto G: La teoría del todo o nada #ClásicoNacional"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*