El Punto G / PARTIDO A PARTIDO

“El cuerpo de una mujer es como un violín: se necesita un músico fantástico para tocarlo bien – en el futbol se necesita de un director técnico fantástico para tocar bien el balón-“

Una vez que se conoce el camino, se sabe dónde tocar el balón y acariciar el arco o qué movimientos y posturas seguir, ya podemos voltear a la alineación titular y a la banca del Guadalajara y ver que tenemos a buenos jugadores que consiguen y quieren alcanzar el éxtasis.

El problema es que no hay una norma que pueda cumplirse contra todos los equipos y cada jugador tiene formas diferentes para conseguir al Sr. Gol.

El equipo de nuestros amores, nos trae con las emociones a tope ya sea en la Liga o en Copa, un día prenden el boiler y no se meten a bañar (Así como paso contra Pachuca, llegada tras llegada y nos terminan ganando, pero no dejaron de intentarlo se nota el buen estado anímico que se trae).

Contra Cruz Azul con algo de drama y mucha emoción se llegó a creer que nos pasaría lo mismo que contra Pachuca con un horrible empate con sabor a derrota, sólo que en este caso los Rojiblancos fueron más precisos con su estrategia y se ganó con un penalti en el minuto final cobrado por nuestro muchacho Alan Pulido, que se revindicó y esta vez clavó el penalti y consiguió la victoria que nos da el pase a la liguilla.

Se inició perdiendo al minuto de arrancar el partido, el ecuatoriano Joao Rojas le da el balón a Richard Ruiz quien de derecha se coló en el poste que cubría Cota, pero no tardó el Rebaño en empatar. Al minuto nueve, con una combinación rápida de Marco Bueno y Zaldívar, este último terminó la jugada con un ¡Golazoooo! ¡Ufff! 1-1 así se termina el primer tiempo.

Al inicio de segundo tiempo el Guadalajara tomó ventaja cuando Bueno desvió el balón que disparó Hernández y así ¡GOOOOOOOOL! Hasta las redes de la portería llegó la pelota, y no se pudo festejar tanto porque Benítez no tardó en empatar a favor del Cruz Azul el encuentro.

El Clímax: ¡La locura se desató! La piel se pone chinita, el estadio vibró a una sola voz después de que Alan Pulido cobra el penal a favor al último minuto del encuentro y lo anota ¡GOOOOOOL! del Guadalajara.

El chisme: En partido de copa me sorprendió el poco compañerismo de los americanistas al no preocuparse por su compañero que se lesiono la rodilla.

Ya habrás notado que el futbol no sólo es muy placentero. También hace maravillas en el campo psicológico: el buen futbol del Guadalajara es bueno para la salud en todos los ámbitos, además de levantar el ánimo, durante un ¡GOOL! “Orgásmico”. La próxima vez que tengas dolor de cabeza, di “sí” a una propuesta para asistir al estadio a ver a Chivas durante la estimulación-excitación y el triunfo aumentan tus niveles a las llamadas “hormonas de la felicidad”. Sobre todo jugando con lubricantes naturales como arruinarle el centenario al América.

Todo se acomodará mi Rebaño querido ¡¡QUEREMOS LA COPAA!! Y seguro la huesuda armara un fiestón pues a los de Querétaro ella se llevó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *