El nuevo reto de Almeyda

En una semana el Guadalajara mandó a un jugador a Europa y se trajo a otro de allá. Alan Pulido dejó atrás al Olympiacos y sus escasas oportunidades de jugar para regresar a México en busca de pelear un puesto en el Rebaño Sagrado. Sin embargo, ¿Alan tiene cabida con Matías Almeyda?

A casi un año de su llegada a México el entrenador argentino se ha caracterizado por su entrega y compromiso con Chivas. Almeyda tomó las riendas para sacar al club más querido del país de los terribles lugares en el fondo de la tabla porcentual. Además no podemos olvidar su facilidad para manejar a la prensa y ganarse a la afición. Todo esto es gracias a que Matías aprendió muy rápido lo que es el Guadalajara para los rojiblancos, y en cuanto a Alan, él se expresó con frialdad en diciembre de 2015.

“Chivas es un club grande y no un club para recuperar jugadores. Hubiera sido diferente si Pulido tuviera continuidad y si hubiera hecho pretemporada, hace días que rechacé esa propuesta (de su llegada).”, expresó Matías.

Si hacemos referencia al contexto de esa declaración, recordaremos que en ese momento la directiva tapatía se quedaba con Omar Bravo y Ángel Zaldívar en el ataque para afrontar el Clausura 2016. En ese certamen, el histórico goleador y el juvenil anotaron apenas un tanto cada uno, ambos lo hicieron ante Puebla en la victoria 3-0 de la fecha 13. Sin olvidar que Carlos Peña fue nuestro goleador de dicho torneo con 7 goles.

Asimismo, Almeyda dijo también en aquella rueda de prensa en Verde Valle que Alan no tenía tantos argumentos futbolísticos para llegar a Chivas, refiriéndose de nueva cuenta a la escasez de oportunidades que el tamaulipeco recibió en Grecia.

“Respecto a Pulido, fui yo el que no aceptó… porque un futbolista que ha jugado 15 minutos en seis meses iba a llevar un tiempo ponerlo en estado y prepararlo para lo que nos vamos a jugar”.

No obstante, el futbol es tan volátil que difícilmente estaremos amarrados a una idea u opinión. Es por eso que ni el propio pastor del Rebaño se pudo sujetar a sus declaraciones, ya que después del partido de Copa MX ante Cafetaleros la semana pasada Almeyda no solo contradijo a su directiva con lo de Pulido sino que le abrió las puertas al equipo con las siguientes palabras:

“(Alan Pulido) Es un jugador que siempre me ha interesado… Si se llega a concretar, será bienvenido. Lo fundamental es que el jugador quiere vestir la camiseta de Chivas. Siempre hemos pedido otro delantero más, se ha hecho difícil poder concretarlo”.

El “Pelado” tiene razón en que Chivas es un club grande y no debe preocuparse en rescatar futbolistas. Sin embargo, el Guadalajara es un club que sí necesitó ser rescatado hace no mucho tiempo, y para eso llegó él, quien en México era popularmente desconocido.

Además si algo nos ha enseñado Matías Almeyda es que es capaz de sacarle jugo a los jóvenes. Prueba de ello es el rol que han adquirido Michael Pérez y Carlos Cisneros al mantener en la banca a los refuerzos que llegaron a cubrir sus respectivas posiciones. También hay que mencionar el trabajo que lleva haciendo con Eduardo “Chofis” López para pulirlo mentalmente y por supuesto, el resurgimiento de Jesús “Chapo” Sánchez, un futbolista que llegó a ser repudiado por la afición.

Chivas repatrió a Alan Pulido con 25 años de edad. En el Olympiacos Alan jugó 15 partidos en los que anotó seis veces. Ahora, Pulido es incorporado a una plantilla que tiene apenas dos delanteros natos con poco recorrido, como Ángel Zaldívar y Marco Bueno.

La duda creciente es si Pulido acompañará o sentará al “Chelo”, quien desde la jornada cinco lleva tres goles en el Apertura 2016. Lo cierto es que habrá una pelea por el puesto, ya que Almeyda acostumbra mandar un delantero (Zaldívar) que sea acompañado por un creativo (Chofis) o un enganche (Gullit). Claro que también podrían jugar ambos pero ya en el transcurso del juego, tal como lo vimos contra América cuando sacó a Cisneros por Bueno y abrió un poco a Ángel.

Ése será el reto del “Pelado”, un hombre que no teme sentar a un refuerzo cueste lo que cueste a la directiva. Ya del precio escucharemos si fue alto o si fue exagerado y ahí entra el conflicto de la coherencia. Si Alan responde será una ganga y si no será una estafa.

FOTO: www.monitorexpresso.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *