El legado de Carlos Salcedo en Chivas

Apenas habían pasado poco más de veinticuatro horas desde el silbatazo final del Clásico Tapatío y una nueva noticia de alto impacto surgida del “Mundo Chiva” estaba dando que hablar en redes sociales. Carlos Salcedo se va del Guadalajara y su destino es la Serie A, a la Fiorentina. Eso no se lee todos los días.

Parece que para la mayoría de los aficionados no fue sorpresa el fichaje del “Titán” por parte del club italiano, dado que era sabido que el jugador quería emigrar a Europa, y eso sucedería más temprano que tarde. Lo que es un hecho es que Salcedo fue un jugador importante y trascendente en Chivas, un ejemplo de cómo se gana un aplauso y el reconocimiento del público: con actuaciones de calidad y con entrega total.

Con la llegada de Salcedo al club en enero del 2015 apareció la polémica barata que tanto le gusta a muchos aficionados, y a los reporteros deportivos muchísimo más. Trascendieron algunos tuits del futbolista en los que se manifestaba su preferencia por el América, odiado rival del Guadalajara. Sobra decir qué tipo de reacción fue la que se desató entre los aficionados.

El defensa tapatío comenzó la Torneo Clausura 2015 en la banca, pero una lesión de Miguel Ponce le abrió el camino hacia el once estelar de José Manuel de la Torre en apenas la segunda jornada del campeonato. Salcedo comenzó como titular contra Pumas el dieciocho de enero del 2015, en el Estadio Omnilife. El Guadalajara ganó el partido por marcador de dos goles a uno, y la conexión del equipo con la tribuna fue espectacular. A partir de ese día Salcedo se convirtió en titular inamovible.

Si bien sólo fueron tres torneos cortos (completos) los que estuvo Salcedo con el Guadalajara, logró ser pieza clave de cuatro momentos muy importantes de la historia reciente del Club. Los dos primeros fueron los descensos que libró Chivas en los veranos del 2015 y el 2016. Especialmente en el primero, se vivieron momentos críticos y tensos, pero el equipo logró conseguir triunfos que mantuvieron al equipo por encima de sus rivales en la quema de la porcentual.

Para nuestra buena suerte los otros dos momentos clave de Salcedo con el equipo son mucho más positivos. El primero fue el triunfo del equipo en la final de la Copa MX contra el León, en el Nou Camp, el día cuatro de noviembre del 2015. Salcedo no jugó, pero salió a la banca y fue parte de los festejos. Unos meses más tarde, el 10 de julio de 2016, con el “Titán” como titular, el Guadalajara venció en la Súper Copa MX al Veracruz, resultado que además de añadir un trofeo más a las vitrinas del Club, le dio el pase al equipo a la Copa Libertadores 2017.

Salcedo llegó al Guadalajara en uno de sus momentos más apremiantes y críticos, y ahora que se va lo deja salvador del descenso y con dos copas más en su palmarés. Nos hubiera gustado ver al “Titán” levantar un trofeo de campeón de Liga, pero ya será cuando regrese. Por lo pronto sólo nos queda decir: ¡Gracias Titán!

FOTO: RÉCORD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *