Chivas vs Atlas: Análisis y comentarios de la Jornada 6

¡Qué tal amigos de Rojo y Blanco!

En esta ocasión tendremos el resumen y conclusiones de lo que fue el partido de la Jornada 6 donde recibíamos al otro equipo de la ciudad en el Clásico Tapatío.

Para este partido el pastor Matías Almeyda mandó al campo a Cota, Sánchez, Pereira, Salcedo, Hernández, Pineda, Pérez, Cisneros, Brizuela, López y Zaldívar.

Como parece ser ya una costumbre, poco antes del inicio del partido empezó a caer un aguacero, que nuevamente condicionaría el partido en el Estadio Chivas.

El comienzo del partido Guadalajara fue un torbellino, avasallante al frente, abriendo mucho el juego por los costados con Cisneros y Brizuela, sin embargo esos desbordes poco pudieron ser efectivos ya que al realizar los centros, o eran muy pasados y volaban al delantero o eran rasos y fáciles para despejar por la defensa.

Guadalajara dominaba ampliamente el partido, el rival no tenía llegadas ni siquiera cerca del área llegaba con posesión del balón, hasta que llegó el minuto 31, una genialidad de Ángel Zaldívar donde recibe el balón casi en el borde del área, hace una finta con el cuerpo que hace que el defensa salga a barrer y lo elimina fácilmente, para después ante el portero definir de manera excelsa pegado al poste y poner adelante a los Rojiblancos.

Del gol de Zaldívar a casi el final del primer tiempo, Chivas mantuvo el balón y el control del partido parecía únicamente esperar a que el árbitro pitara para irse al descanso con la ventaja.

Sin embargo al minuto 41, en un balón que “Chofis” tenía controlado en la banda cerca del área quiere intentar burlar al rival, perdiendo la esférica y otorgando un saque de banda al rival. De ese saque de banda se originó una jugada donde increíblemente el jugador de ellos recibió dentro del área, se dio la vuelta y casi llegado a línea de fondo marcado entre Salcedo y Hernández sacó un tiro-centro que se cuela entre el poste y Cota para poner el empate.

Le soy honesto amigo lector, aún sigo sin comprender la magnitud de suerte que tuvo ese tiro para entrar de esa manera, un gol sin duda muy fortuito que se iba al marcador para irse 1-1 al descanso.

Para el complemento rápidamente llegó un primer aviso del rival, donde en un despeje de su portero, la pelota botó, fue cabeceada por un delantero, que habilitó a quien iba llegando solo por el otro costado y un gran atajada de Cota nos salvó del segundo gol en contra. Otra vez increíble que en solo tres toques casi nos anotan gol.

En el tiro de esquina que provocó esa desviada de Cota, llegó el segundo gol en contra.

Un centro a primer poste, donde Sánchez llevaba la marca del delantero y al pique perdió la posición, aunado a que Zaldívar estaba a medio metro y confiado en que el rival tenía marca, poco hizo para tratar de despejar el esférico que se incrustó en nuestro arco.

Un partido donde habíamos dominado prácticamente sin ningún problema de repente se puso cuesta arriba y Matías rápidamente intento ajustar mandando a Calderón por Hernández y a Marco Bueno por Brizuela.

Guadalajara nuevamente tomó la batuta del encuentro y se lanzó al frente en busca del gol del empate, más llegadas por los costados y nuevamente sin poder ser rematadas, fue una constante en el partido esos centros pasados.

Al minuto 62 “Chofis” filtró un balón a Sánchez donde entrando al área ganó la posición y el defensa en su afán de despejar el balón termina dándole un empellón en el tobillo a Sánchez y así el árbitro decretará nuevamente un penal a favor de Guadalajara en el torneo.

No me dejará mentir usted que lee esta crónica, cuando se marcó el penal le pasaron por la mente los anteriores penales y cómo se habían fallado, en momentos clave, y mucha gente a nuestro alrededor en el estadio, estaba más tensa de lo normal por esta situación incluido un servidor que sólo esperaba que entrara ese balón lo tirara quien lo tirara.

Zaldívar de inmediato pidió y tomó el balón con la seguridad de los que saben y se plantó en el manchón penal. Ejecutó un tiro perfecto cruzado, raso, fuerte y esquinado, imposible para el arquero que aunque adivinó el costado jamás llego a estar cerca de tocar el esférico.

Con el marcador empatado siguió el agobio rojiblanco y no tardó mucho en presentarse la más clara del partido, al siguiente minuto, Zaldívar dentro del área peleó el balón, con una genialidad en una media vuelta se quitó a tres jugadores rivales, se acomodó a la pierna izquierda y sacó un disparo que atajó el portero increíblemente. Era el momento y la oportunidad para volver a tomar el control del partido en el marcador y sin embargo no pudo ser, se quedó muy cerca Ángel de marcar su Hat-Trick.

Después de ese vendaval parece que ambos equipos quedarían conformes con el resultado ya que el partido se tornó en posesiones compartidas del esférico y buscando enfriar el partido en vez de la victoria. Hubo una llegada más que provocó peligro puro en nuestra área, en un balón que no se pudo despejar por la banda, el jugador rival lo envío al centro donde Pereira tampoco pudo cortar y pasó el balón al otro lado donde se relamía los bigotes para anotar el contrario con un pase a la red, pero Cota leyó perfecto la jugada y salió a achicar para evitar el desaguisado en el marco Rojiblanco. Nuevamente Cota nos salvaba de un gol.

Pasó esa jugada y el partido continuó con pelea en el medio campo sin intenciones claras hasta que el árbitro pitó el final del encuentro.

CONCLUSIONES:

Partido vibrante y bien disputado por el Guadalajara. En mi parecer se tuvo un muy buen desempeño en general del equipo, hubo algunos que estuvieron un poco abajo como el “Aris” y Brizuela pero en términos generales se mostró bien el conjunto y el juego exhibido.

A diferencia del partido anterior ahora sí desde el saque de meta no se arriesgó tanto el balón al salir jugando si no que se despejó, ya que el rival sabía de la forma de salir jugando y siempre tenía presión alta en saque de meta.

Zaldívar ya encontró el gol la semana pasada y la confianza, ya que volvió a anotar otro soberbio gol y rompió el “Maleficio” que aquejaba al equipo con un penalti bien tirado, que bien nos recuerda las épocas de Ramón Morales.

Falta afinar los centros en las llegadas por los costados ya que se tuvieron bastantes oportunidades así que pudieron ser mejor aprovechadas o con más peligro de gol que un centro pasado.

Un comentario especial para la gente que acudimos al encuentro el sábado, increíble el apoyo, la presión al rival, los gritos de aliento y era espectacular escuchar el estadio a una sola voz.

Ya pasó una semana de un partido importante, del verdadero y natural clásico del Guadalajara.

La siguiente semana viene el que se inventaron los de la televisora para tener atención e importancia.

Nos leemos en la próxima ocasión amigos, ya saben échenle una leída a la crónica, compártanla y comenten en la página o si lo prefieren también en Twitter a la cuenta @Luchoams_13

Saludos y recuerden

¡No abandono!

Dale Club Deportivo Guadalajara .

 

Foto portada: Chivas.

Be the first to comment on "Chivas vs Atlas: Análisis y comentarios de la Jornada 6"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*