Santos vs Chivas: Análisis y comentarios de la Jornada 5

Hola qué tal amigos de Rojo y Blanco, un gusto encontrarnos de nuevo y como dice Heriberto en el podcast ¡Felipes y con tenis!

En esta ocasión nos centramos en la Jornada 5 de la Liga MX, Guadalajara visitaba a Santos en la Comarca Lagunera, ya con las incorporaciones de los jugadores que estuvieron en Juegos Olímpicos y estaba la duda de si los utilizaría de inicio.

Matías mandó al campo al siguiente once: Cota, Sánchez, Pereira, Salcedo, Hernández, Salcido, Pineda, Brizuela, Cisneros, López y Zaldívar.

 

 

En esta ocasión amigo lector no me voy a explayar mucho en lo que fue en sí el juego, ya que se puede resumir en un partido que Santos no intentó, no pudo, no quiso, póngale el calificativo que quiera, hacer mucho por su causa y a raíz de esto Guadalajara según mi óptica solamente se dedicó a ir llevando el duelo con lo más mínimo de esfuerzo.

Lo más relevante de la tarde fue la lesión que sufrió Salcido a comienzos del partido, una jugada que parecía no tenía mucho y fue un esguince que lo dejará fuera de los clásicos de las próximas dos semanas.

Al 16’ Ángel Zaldívar dio muestras de calidad pocas veces vista este torneo y realizó un recorte en borde el área para sacar un zurdazo que entró pegadito al poste y poner el gol que marcaría la diferencia en el partido.

Poco después del gol de la ventaja hubo un error grosero de Salcedo en la salida, quien perdió el balón dentro del área, e increíblemente Martín Bravo erró su disparo solo, en el área chica, estrellándolo en el poste.

Hacia el final del encuentro hubo dos expulsiones, que calificaré de terribles por parte de Santos. En la primera, Néstor Araujo le hizo una tacleada de NFL a Cisneros, quien pudo haber salido peor de ese golpe.

La otra expulsión, la de Marchesín, también fue una entrada salvaje, ya sin nada en juego. Al minuto 93 con el balón en su área, quiso salir jugando y planchó a Zaldívar en las partes blandas, sin miramientos ni razonamiento. Una entrada brutal por la que recibió penal en contra su equipo y él la tarjeta roja

El penal pensábamos lo tiraría Zaldívar, sin embargo Marco Bueno pidió el balón y su disparo salió apenas a un costado del poste, da la impresión de que lo quiso ajustar mucho, y el balón se fue por un costado.

Conclusiones:

Un partido que no representó nada de dificultad para Guadalajara, que fue llevando sin esfuerzo importante y sobre todo asegurando los valiosos tres puntos.

Hay una necedad hasta cierto punto increíble de en todas salir jugando, respetamos el estilo que tiene el equipo en esto, pero hay ocasiones que arriesgaron de más, para muestra la jugada que falló Bravo, y era mejor mandar un pelotazo para reacomodarse que arriesgar un gol en contra.

También pienso que no se guardó el balón en los minutos finales, Santos con uno menos estaba ya rendido y sólo era cuestión de estar paseando el balón, enfriándolo como se dice en el argot futbolero, pero fue todo lo contrario, pelotazos sin sentido y recuperación rápida de la posesión para Santos.

Marco Bueno dio en los minutos que jugó una buena opción al frente, retuvo el balón, dio asistencias prácticamente de gol, peleó cada pelota y era el primero en defender, en mi opinión debe ir de titular el próximo partido.

Los penales siguen siendo un dolor de cabeza, se han errado los que se han tirado y se necesita seguir trabajando en eso ya que opción más clara de gol, no la hay.

Cualquier comentario, sugerencia, reclamación o lo que sea, están a sus órdenes los comentarios de la página y en el twitter @Luchoams_13.

Recuerden compartir para que mas chivahermanos nos den su opinión y nos vemos el sábado en el Clásico Tapatío.

¡No abandono!

Foto: Chivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *