El Punto “G” del Guadalajara vs. Santos

El éxtasis, llegó, nos hizo vibrar y llevarnos a ese estado de plenitud que todas queremos ¡Gooooooooooooooooool de  Zaldívar! al minuto 16, si se concentra, de verdad, podemos lograr maravillas.

¡EL PREVIO DEL CLÁSICO TAPATÍO QUE TODAS DESEAMOS!

El fin de semana estaba por terminar pero algo que sin duda faltaba era ver jugar al Guadalajara, así que a preparar la botana acompañada de unas heladas y disponernos a disfrutar de buen futbol.

Después de ese sonido melodioso al destapar una lata, al  minuto 7 ¡Qué mala pata! tenemos que decir que la lesión de Salcido -un fuerte golpe en la rodilla- es justo la situación que le cambió el plan de inicio al  juego, por lo que de inmediato, pidió salir, para sustituirlo, Pérez entró a la cancha.

Esa historia de ensueño, la que todas buscamos al iniciar una relación ocurrió, el “primer beso” tuvo técnica, tenemos que aceptar que no siempre pasa y no solo al besar, supo hacerlo en el momento justo y bien, hasta llegar al ¡GOOOOL! un golazo; el punto clave: no pensarla tanto y actuar como Zaldivar. En el minuto 16 cuando el balón le llega en media cancha se quitó a un defensa de Santos con un recorte y desde ahí disparó con un cañonazo de izquierda, mandando el balón al poste izquierdo y de ahí adentro sin piedad (Oh, sí) conseguirlo no deja de ser un arte.


Lo irritable: No sé ustedes, pero cada que escucho a los comentaristas -en este caso de Tv Azteca-  recuerdo el porqué nos alejamos de esa mala vibra.

El oso: El de Martín Bravo al minuto 32, la verdad tengo que decirlo chicas, que risa para fortuna nuestra, no logró anotar estando súper cerca y solo, en una jugada de sexto de primaria. ¬¬

El chisme: Salcedo y su bloqueador con un cielo nublado, solo espero que eso haya sido la causa de su pésimo desempeño en la cancha, que le entraba bloqueador a los ojos.

¿A quién no le gustan los finales felices cuando se trata de futbol? El camino para mantener el triunfo no fue fácil, pregúntenle a Almeyda que parecía estar desesperado casi la mayoría del segundo tiempo, Santos no estuvo al ataque, ni fue un rival difícil tenemos que aceptarlo.

No se terminó el partido como todos esperábamos, al minuto 94 el portero “Marchesín” le dio un golpe bajo a nuestro chico Zaldivar dentro del área, lo que llevo a  Marco Bueno a fallar un penal que, para la situación en la que estaba, era para que lo anotara sin dudarlo. Santos ya no tenían cambios, así que un jugador se puso de portero. No sé porqué se le dio la oportunidad o si fue compañerismo o qué diantres, pero Zaldivar debió cobrar ese penal y así todos terminar con una sonrisa en la cara para comenzar la semana, con más ganas de acabar con esos amargos.

Vamos calentando motores chicas, que el próximo partido es el Clásico Tapatío, asistan a la cancha y disfruten de ese carnaval “Rojiblanco” que nos pone la piel chinita, saquen del closet esa playera de gala con la que tengan un buen recuerdo que contar. Yo, por ejemplo, creo que me pondré mi playerita de esa marca reconocida de refresco negro (jajaja) por aquel Invierno del 98, donde Chivas goleó 4-2 al Atlas, en una noche inspirada de Luis García para el Rebaño, quien hizo un ‘hat-trick’ (conjunto de tres goles marcados por un mismo jugador durante un partido).

Mis estimadas féminas, disfrutemos la previa a este partido, tan anhelado y esperemos el “Punto G” se viva.

Foto: Chivas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *